Quiero practicar yoga

Hoy día se practica el yoga de muchas maneras diferentes. Han aparecido diferentes tipos yogas para dar satisfacción a las diferentes necesidades o demandas, siendo algunos más afines a los objetivos tradicionales del yoga y otros no tanto.

El yoga, siendo una ciencia extensa, profunda y compleja en su totalidad para nuestro cerebrito, pretender mejorar el estado físico y mental de las personas, hacer de ellas y de este mundo un lugar mejor.

Respecto a los diferentes estilos de yoga que trabajan desde las técnicas psico físicas, basadas en el Hatha yoga, tenemos varios últimamente. Todos coinciden en el uso de las posturas de yoga (asanas) y las técnicas en relación a la respiración (pranayama). Todos se acogen a ciertos aspectos de la ciencia general del yoga, como principios éticos y hábitos saludables de vida, aunque no siempre encontraremos en las clases de yoga una aproximación completa a la ciencia del yoga, que enfatice estos aspectos u otros de los mencionados anteriormente.

Esto es debido a que, a la hora de practicar, sucede bastante que muchos profesores y a veces ciertos estilos de yoga, se centran más en unos aspectos y acaba dejando otros de lado, sea por características del método, interés, conocimientos y habilidades del profesor o tiempo del que dispone él o sus alumnos.

Los hay que son muy activos y dinámicos, mientras que otros son más suaves, menos dinámicos. Así tenemos en conjunto varias maneras de practicar las bases del hatha yoga a través de flow, dinamic, asthanga, kundalini, Iyengar, Hot, Power, etc.

Algunos de ellos agrupan dan más importancia a los mantras, la colocación del cuerpo, la parte física, la mental, etc, según la escuela.

Todos pretenden seguir los principios de la práctica del yoga, la desintoxicación del cuerpo y la mente, la limpieza interior. Pero no todos trabajan el aspecto introspectivo o meditativo de igual manera, pues una práctica activa, dinámica o estática, tranquila, nos lleva a experiencias diferentes y por ende, a estados diferentes. A esto se ha de añadir que las explicaciones que nos den sobre la práctica o el yoga, nos situan en un escenario de comprensión y objetivos u otro. En todo caso, toda práctica nos debería sentar bien y hacer nuestra vida más llevable.

Si buscamos algo que nos aporte fuerza y flexibilidad y nos active, nos irán bien los yogas más físicos, activos y dinámicos. Pero para eso también podemos hacer pilates.

Si queremos relajar nuestro sistema nervioso, hacer un trabajo introspectivo desde el principio,con componente más meditativo, iremos a un yoga más suave y aquietado, como el yoga que hacemos en YogaOm Vilanova, donde el bienestar se da no por activarnos más sino por lo contrario, cuidando el cuerpo pero yendo a la mente.

Si buscamos profundizar en el yoga de manera tradicional, como hacemos en Centre YogaOm Vilanova,  su práctica se debería orientar a promover la escucha interna, la quietud, la calma y la estabilidad interior. Esto necesita de tiempo practicando, de un profesor que te enseñe a escuchar tus vivencias personales, a entender lo que haces, de una práctica que sientas que te genere el espacio interior y calma suficientes para observarte. Esto, de manera gradual, te introduce en el camino de autoconocimiento y cuidado de ti misma, en un sentido práctico y si quieres entenderlo así también, espiritual.

Para entender un poco más la práctica del yoga y sus sentido, otro dia te explico la diferencia entre ejercició y técnica de yoga.

Si necesitas orientación, puedes contactar conmigo a través de yogaomvilanova@gmail.com, o visitar la web www.yogaomvilanova.com

Juan Carlos López

(Profesor de yoga formado en Kaivalyadhama Yoga Institute of India)

By |2018-09-20T12:31:51+01:00septiembre 20th, 2018|Uncategorized|0 Comments

Leave A Comment